Tren a Varýkino

PASAJE |DE CHINITAS 
“Cuando se escribe en Belmonte Arte, la casa de Melanie Belmonte…”
Iván R. Ray
Escritor | Colaborador Belmonte Arte ©

Al cielo se va en tren, “…el pasillo de un tren/ de madrugada…” que cantaba el poeta aquel. En ellos el revisor es cómplice del maquinista porque hace años que la línea no funciona, fue suspendida por la gubernamentalidad y hoy es solo una cicatriz en el paisaje. Pero los viajeros se deben a sus trenes, los que trajeron el progreso que, tras dejarse admirar, volvieron a marcharse. El revisor, uniformado como cuando lo de Cuba, no se atreve a decirle a esos viajeros que el tren ya no lleva a ninguna parte, que ese trayecto ya no existe. Y el andén es a la hora en punto el embarcadero de la laguna Estigia, suben ordenados según la liturgia de unos siglos pasados que el maquinista contempla melancólico ante su destino.
El revisor rompió la orden de la gubernamentalidad que anunciaba la supresión de la línea que unía aquel lugar con un rincón cualquiera del universo, no tuvo arrestos para decirle a sus vecinos que el tren ya no era más tren, ni valor para dejar de lucir su uniforme azul destino con banderín rojo bajo el brazo. Desde aquel día los viajeros se agolpan y esperan, pacientes y ordenados.
Una voz rancia anuncia por megafonía:
-Tren procedente de Varýkino con destino a Marsella…
Son las cinco de la tarde y llueve mucho aunque sea París. Tanto que la tinta de las cartas se corre bajo la lluvia.
 
Nunca hubo un viaje más largo que aquel a Marsella, primera parada. Allí bajaron algunos y nadie subió en su huida. Cuando partió se llevaron aquella línea de tren y en otras mil estaciones miles de viajeros aguardan pacientes sosteniendo maletas de cartón a que otro tren resople. El maquinista los observa y llora porque ya es demasiado mayor para saber lo que hace.
Luego vino todo lo demás, las botas y los desfiles, y la línea de tren que esperamos algunos con origen en Varýkino, a ese otro lado de los Urales donde habitan los recuerdos que vencieron a la muerte.
El revisor les hace subir, luego ordena los vagones por clases según las esperanzas con las que esperan llegar al final del trayecto, revisa el equipaje de sus ojos y comprueba los billetes que él mismo ha elaborado en alguna vieja imprenta. No se atreve a confesarles que ese tren les lleva al cielo, que ese trayecto en la tierra no existe, que los paisajes que verán por las ventanillas son sus recuerdos y que las personas a las que despedirán moviendo la mano son ellos mismos. Llueve, siempre llueve cuando la naturaleza, la propia vida, no sabe qué decir y disimula.
 
Los viajeros se sientan como lo hacen los dados al caer después de agitar el cubilete, siguiendo ese orden preciso que les asigna el azar. Todo está dispuesto y el revisor llora de nuevo. Aquel tren a Marsella es hoy el viaje de tantos que trataron de llegar a Verýkino, los pasajeros se miran y sonríen. Último aviso. No, no puede decirles que ese tren, ese viaje a sus anhelos no existe salvo en sus corazones abiertos. A un lado de la ventanilla están quienes los despiden, al otro los olivos y el Sena y las cumbres con su nieve.
Morir es ese momento en el que el tren se pone en marcha, ese instante, ese parpadeo de cuando tenemos la vista fija en un objeto y sentimos que se mueve, es un ángel que nos toca el hombro y el momento indescriptible de arrancar nuestro cuerpo pesado y pobre de las garras de las leyes de la gravedad. El tren muerto revive y esa cremallera que es la vía se abre ante nosotros ofreciéndonos cuanto escondía. 

 

De origen, desconocido.

LA OPINIóN |NDISCRETA 

1982; sábado estival. 3:30 de la madrugada. Tengo 7 años. Estoy en casa, en mi habitación, solo. Siento frío; cuerpo intranquilo, y mente alterada. Percepciones que no fallan. Se acerca el momento. Me asomo a la ventana, -quinto piso, edificio antiguo-, y no puedo apartar la vista del firmamento; de la fuerza y el poder del plenilunio. Da comienzo el baile. Ahí están. Han vuelto. Ojiplático, disfruto del avistamiento. Majestuosidad tecnológica y visual de la que, una noche más, hacen gala. Danzan en el aire retratando figuras antes nunca vislumbradas. Abrumado y transido, dictan que debo dejarlo plasmado. Lápiz y papel; empiezo a ilustrar. Pero mi cuerpo se estremece. Oigo ruidos. Baldosas con más de 25 años de antigüedad castañetean levemente al pisarlas. Imposible a estas horas; nadie desvelado. Y me estremezco, tiemblo. Los sentidos me transportan a quiméricos mundos en los que mi corazón se sobresalta y mi mente se horroriza. Oculto y agazapado bajo las sábanas, un sudor frío recorre mi cuerpo; entro en shock. Los siento muy cerca de mí. Hay más de uno…
Abro los ojos; estoy con ellos. Nos dirigimos a la falda de una montaña. Otro continente; sí, pero no soy capaz de discernir el punto exacto en el que nos encontramos. La zona en declive se abre ante mí; su garganta interna me devora hasta el mismo centro de la Tierra. Y ahí están. ¿Elfología? No lo sé. Exultantes entidades diminutas, telepáticas, voladoras, con sus propias leyes y sistema de vida, bien conocedoras de la humanidad, -sin reciprocidad conocida-, nos protegen, nos ayudan. Como invitado me agasajan, y me instruyen. Todo un mundo de insólita y desconocida sabiduría resplandece. No estamos solos; no. Y no solo ahí fuera. Por desgracia, a estas alturas, solo exiguos detalles soy capaz de ofrecer. El paso de los años ha borrado la huella de aquellos recuerdos en el consciente; quizá, la hipnosis sería de gran ayuda. De pronto, despierto. Estoy en casa; en mi cama. Y víctima de insólito sueño, zozobra y fascinación han concebido inusitada aleación. Siento leve picazón. En el lado izquierdo de mi abdomen observo una extraña cicatriz. Veinte años después, y tras biopsia realizada, sería catalogada de ‘origen desconocido‘.

Texto: M. Belmonte
#cienciaficción

Cati González | Directora española que triunfa mundialmente con EKAJ

Cati González | EKAJ Exclusiva Belmonte Arte ©
Tienes que seguir el dictado de tu corazón. 
Y si lo que quieres es triunfar, y si sigues persistiendo, lo lograrás. 
Todos tenemos una historia que contar, y hay que lanzarse aunque de miedo”.
Cati González | Directora Productora Guionista

 

Cati González | Directora Productora Guionista EKAJ | Próximamente Exclusiva Belmonte Arte ©

 
 
“Tienes que seguir el dictado de tu corazón. Y si lo que quieres es triunfar, lo lograrás”
Cati González | Directora Productora Guionista
 largejpgfilmstills05
Próximamente, Cati González hablará en exclusiva para Belmonte Arte de su gran éxito mundial EKAJ 
 

V Edición Premios Cinematográficos Blogos de Oro

 
 
GANADORES PREMIOS DE CINE Y TV BLOGOS DE ORO
 Ganadores Premios de Cine y Tv Blogos de Oro
Click photo 
Leticia Dolerá, Macarena Gómez, Anna Castillo, Lucía Jiménez y Jaime Ordóñez participarán en la gala virtual de los Blogos de Oro 2018 que se celebrará el 25 de marzo.

Belmonte Arte | Jurando Oficial Premios Cinematográficos Blogos de Oro

El domingo 25 de marzo a las 17:00, la actriz y directora Leticia Dolera, desde su cuenta de twitter, dará el pistoletazo de salida a la gala de entrega de premios de los Blogos de Oro 2018, que tendrá lugar de manera virtual en el hashtag #BlogosDeOro. Un evento único en el mundo que desde hace cinco años reúne a miles de aficionados al cine y a las series, para disfrutar en vivo y en directo, de una auténtica fiesta a la que todos están invitados a participar, tal y como recordamos en nuestro nuevo spot oficial.
Además de Leticia Dolera como “inauguradora” oficial, este año tendremos a Macarena Gómez, conocida por su papel de Lola en “La que se avecina” y por una larga carrera en televisión y cine, en películas tan destacables como la reciente “Pieles”, “Musarañas” o ” Las brujas de Zugarramurdi”, entregando el premio a la Mejor actriz en una serie.
La actriz Anna Castillo, ganadora del Goya a la Mejor actriz revelación por “El Olivo” y protagonista de la exitosa “La llamada” y de la serie “Estoy vivo”, anunciará desde su cuenta de twitter la ganadora del premio a la Mejor actriz de reparto.
Otra actriz de renombre, y que está más de actualidad que nunca gracias a su participación en “Tu cara me suena”, es Lucía Jiménez, que se dio a conocer gracias a la serie “Al salir de clase” y que ahora podemos ver en “Apaches”. Ella nos desvelará cual es la película española ganadora de esta edición de los Blogos de Oro.
El actor malagueño Jaime Ordóñez, nominado precisamente en esta edición de los premios, conocido por colaborar regularmente en televisión con José Mota, y por sus camaleónicos papeles en “El Bar” y “Mi gran noche”, entregará el Blogui al ganador del premio al Mejor actor principal.
Los directores y guionistas, Hugo Stuven, realizador de “Anomalous”, y Luis Endera, responsable de “Desde el infierno”, darán a conocer los premios a Mejor Director y Mejor guión respectivamente.
Repetimos en esta edición con un youtuber entregando premio en la gala virtual, en esta ocasión es el influencer, con casi seiscientos mil suscriptores en youtube, Hekreates, quien nos anunciará desde su cuenta de twitter el Mejor actor en una serie.
Por otro lado, Pablo Aguilar y su equipo, retransmitirán en directo desde el canal oficial de youtube de los Blogos de Oro, toda la gala virtual de inicio a fin para convertirse en la mejor compañía mientras tuiteáis y leéis todo lo que ocurre en el escenario online que es el hashtag #BlogosDeOro.
Las dos categorías de las que más orgullosos nos sentimos en nuestros premios, Mejor Cortometraje Estrella y Mejor Baratometraje, serán anunciadas por el director del ganador al mejor corto del año pasado, Vicente Bonet (Sputnik), y por la cuenta oficial de Baratometrajes. Y por primera vez, en colaboración con el festival de Terrormolins, habrá un premio especial al mejor corto de terror que ellos mismos desvelarán desde su cuenta de twitter.
Todos ellos se unirán a medios online referencia del panorama cinematográfico español como Sensacine, Imágenes de actualidad, El Palomitrón, Moobys.es, elrinconTV y TV Spoiler Alert que nos descubrirán el resto de ganadores y ganadoras de la presente edición.
Pero todavía hay más, durante la gala virtual del domingo 25 de marzo se repartirán regalos entre los que tuiteen. Estrella Damm premiará con una caja de cervezas a la imagen más divertida y Filmin regalará una suscripción mensual al vídeo más original. Por otra parte, a los dos blogueros y los dos seguidores de los premios que más hayan participado en el hashtag #BlogosDeOro se les regalará una copia en bluray de la Mejor película española de los Blogos de Oro 2018.
Continuamos, porque por segundo año consecutivo en los Blogos de Oro, durante la gala virtual disfrutaremos de actuaciones musicales, en esta ocasión a cargo de Laura Pastor, Lara Croft, Vivianyvivy JulianSwegL0rd, que con su enorme talento, amenizarán la velada con canciones de bandas sonoras de películas que bien seguro os dejarán con la boca abierta.
Para acabar, el lunes 26 de marzo, los miembros del jurado de los Blogos de Oro y algunos de sus seguidores más afortunados, podrán asistir de formatotalmente gratuita a la proyección de la Mejor Película de esta edición. La ganadora de dicha categría la anunciará Cinesa desde su cuenta de twitter, siendo el último premio de una gala virtual que, por cuarto año consecutivo, confiamos en que sea trending topic, y lo mejor de todo, que ofrecerá una fiesta única alrededor del cine y de las series, llena de ilusión, hecha por tod@s y para tod@s.

 

Toda la información en http://blogosdeoro.com/

Nota de prensa | Asoc. Premios Blogos de Oro
Belmonte Arte | Jurando Oficial Premios Cinematográficos Blogos de Oro

Innisfree (Maureen y John)

PASAJE |DE CHINITAS 
“Cuando se escribe en Belmonte Arte, la casa de Melanie Belmonte…”
Iván R. Ray
Escritor | Colaborador Belmonte Arte ©

Y al séptimo arte, descansó. Son esas películas que de cuando en vez se nos proyectan en las palmas de las manos, historias que en sí mismas comprenden todas las historias vividas en aquellos lugares que son la equis de todos los mapas de todos los tesoros, rincones apenas respirados donde se clava, a modo gallardete, la aguja de ese compás con el que dibujar la caprichosa redondez de la tierra. Ese lugar concreto y preciso es tan real que solo existe en los corazones de los empadronados en Innisfree, sin saber dónde hayan nacido o dónde elijamos después morir.
Existe la ensoñación del celuloide en esos lugares en los que el paisaje se asemeja a una mesa de banquete repleta de manjares, pues tal es la sensación que provoca su visión. Pero son al tiempo rincones en los que los adjetivos más dulces hay que arrancarlos con los dedos desnudos de las mismas piedras, duras como los corazones que rechazan las risas de los niños. Son mundos remotos en los que el hombre es capaz de atrapar la furia del sol con sus propias manos para entregarse a ella, la mujer fuerte, como ofrenda de su propio sacrificio. Porque solo alguien capaz de creer en lo imposible comprende que todo un sol puede caber en una melena cobriza azotada por el viento.
 
Es en ese inconmensurable lugar que cabe en un cajón donde vive la mujer que es todas las mujeres. Vivía entonces, lo hace ahora, y vivirá mientras el mundo sea mundo, mientras sea suyo. Es el campo que se le pone a la puerta, lugar tan bravo, ese paraíso del que fuimos expulsados un mal día y que contemplamos melancólicos a través de sus ventanas. Innisfree es tan pequeño que allí solo pueden vivir gigantes, el lugar donde la Creación todavía no ha culminado y colosos de fuego y lava rugen desaforados dando forma a un mundo que se fragua, la fiereza de todo un hombre que ha derribado con sus puños a otros mil, y la fuerza de una mujer que sabe que lo es. Porque cada día el mundo se crea, nuevo, en este lugar.

Innesfree fue el último capítulo que culminó todas las mitologías. Luego el mundo se paró un instante y alguien dijo ¡acción!, y vino todo lo demás. Fue entonces cuando descubrimos, en aquel lugar, frente a frente el púgil y la mujer, que cada uno de ellos, cada uno de nosotros, había sido creado portando en su pecho el corazón de aquel otro que viene a reclamarlo. Ella se llamaba Maureen, dicen, y él John, aseguran. Después se besaron y así nacieron las leyendas hasta hoy.

Siempre que amanece es Innisfree. En el resto del mundo… ¡qué importa el resto del mundo!