" Oda a Belmonte ": El mito.

Juan Belmonte (Sevilla 1892- Utrera 1962) apodado el “Pasmo de Triana”, se convirtió en matador de toros el 16 de septiembre de 1913 en la antigua plaza de toros de Madrid.

Considerado el padre del toreo tal y como se lo conoce hoy en día, supuso una completa revolución artística en las reglas del arte, destacando su inmenso valor y revolucionario acoplamiento con los toros. La revolución de Belmonte nació de su estilo, de su personalidad. 
1917 fue bautizado como el año de Belmonte, por ser la temporada más gloriosa de su carrera, pasando a la historia en la Edad de Oro del toreo.
 
Ningún torero ha tenido antes ni después tantos apoyos entre intelectuales del máximo nivel. De gran inteligencia natural, lector empedernido y ávido de cultura, cambió la imagen habitual de los toreros, relacionándose con la alta sociedad y manteniendo enorme amistad con grandes intelectuales de la época como Valle-Inclán, Julio Camba, Sebastián Miranda, Zabala de la Serna o Pérez de Ayala, que le agasajaban y le consideraban un artista.

Homenajeado, la Generación del 98 se hizo belmontista casi al completo. Gerardo Diego, destacado representante de la Generación del 27, y gran amigo, que luego lloraría su muerte, le dedicó “La Oda a Belmonte” (1941): 
“ODA A BELMONTE”
(fragmento)
(…)
  Canto la madurez acrisolada
del fundador del hierro y del cortijo.
Canto un nombre, una gloria y una espada
y la heredad de un hijo.
    Yo canto a Juan Belmonte y sus corceles
galopando con toros andaluces
hacia los olivares quietos, fieles,
y –plata de las tardes de laureles−
canto un traje -bucólico- de luces.
(…)
Oda completa: http://museoliterario.blogspot.com.es/2015/09/gerardo-diego-oda-belmonte-1941.html
 
Belmonte fue gran amigo del también escritor estadounidense Ernest Hemingway, apareciendo de forma destacada en dos de su novelas: “Muerte en la tarde” “Fiesta”
 

“He conocido a dos genios. Uno fue Einstein; el otro, Juan Belmonte “(Ernest Hemingway).

En 1962 le fue diagnosticado un cáncer incurable y el 8 de abril de ese año, puso fin a su vida a la edad de 70 años.

El mito belmontino, se acabó de forjar con la biografía escrita por el periodista y escritor Manuel Chaves Nogales, titulada “Juan Belmonte, matador de toros, su vida y sus hazañas”.

Considerada como la mejor biografía del siglo XX, es uno de los mejores libros que existen sobre toreros y sus circunstancias.

 

 

Monumento a Juan Belmonte.
 
Escultura de bronce realizada en 1972 como homenaje al torero.
Plaza del Altozano (Triana, Sevilla)
Juan Belmonte, orgullo de mi familia.
Melanie Belmonte

Fuentes:
sevillanosilustres.wikispaces.com
es.wikipedia.org/wiki/Juan_Belmonte
museoliterario.blogspot.com.es
Youtube
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s