Estrellas y Centellas

Hoy día sobran profesionales que, conscientes de sus propias carencias, nutren y salvaguardan su maltrecha autoestima bajo exacerbada egolatría. Hoy día sobran “centellas” que opacan medallas curtidas por auténticas “estrellas”. Hoy día -y cada vez más- adolecemos de verdaderos maestros que, a la luz de la sombra, cultiven el arte de su pasión con verdadera sapienza, humildad y discreción. Y no les de por querer pintar la mona en el bautizo, en el entierro y en la boda.| Melanie Belmonte

Anuncios