RESEÑA. Saga EL CEMENTERIO DE LOS LIBROS OLVIDADOS, de Carlos Ruíz Zafón.

Samuel Camacho 

COLABORADOR BELMONTE ••• | ARTE

Sección ‘Crónicas de acero, tinta y cuero’.

En ocasiones –más frecuentes de lo que muchos estamos dispuestos a reconocer- más allá de títulos, autores o épocas pasadas narradas con mayor o menor acierto, lo que realmente nos enamora de una historia son sus personajes. Sus experiencias, los tormentos de su infancia, algunos de los secretos más prohibidos y las vicisitudes que dan forma a sus vidas esculpen, a tinta y fuego, las almas de todos aquellos que con tanta pasión nos roban miles de horas de sueño y son capaces de encogernos el corazón con cada pequeño traspiés que se cruza en sus caminos. 

Desde hace demasiado tiempo, muchas páginas se han compuesto y publicado sobre el cómo y el por qué de la creación de personajes, pero al fin y a la postre, son la pluma y el talento de aquellos más grandes los únicos capaces de dar vida a historias inmortales. Y en esas estamos cuando hablamos de Carlos Ruíz Zafón y sus saga “El cementerio de los libros olvidados” que, ambientada en la Barcelona gris y tenebrosa de mitad de siglo, narra un viaje alucinante y conmovedor a través de tres generaciones de la familia Sempere, libreros de profesión y valientes por vocación. 

Pero, a pesar del carrusel de nombres, corazones y almas que se pierden a lo largo y ancho de los interminables pasadizos de este sinuoso dédalo de historias y aventuras, uno de ellos –escogido con la dosis exacta de rigor y calma- llama poderosamente la atención de todos aquellos que estamos dispuestos a mirar algo más allá de lo que el propio relato trata de mostrarnos. La difusa sombra del caballero blanco que aquí nos acompaña, no sólo en esta saga de cuatro magníficas novelas, pues lo vimos nacer, hablando de forma literaria, que no literal, claro está, en la Trilogía de la Niebla, marcó, con entusiasmo y pasión, las bases e inicios de uno de los personajes más icónicos que, hasta la fecha, me he atrevido a escribir.

La máscara del editor francés bajo la que se oculta el porte elegante de Andreas Corelli no es más –y poco parece, visto el desarrollo de esta historia- que la personificación de los sueños de un escritor fracasado, fruto de una mente trastornada por el sufrimiento, el dolor y la pobreza, que busca abrazarse a la última oportunidad de grabar su nombre para la eternidad en las portadas de una biblia que busca prenderle fuego al mundo tal y cómo lo conocemos.

¿O no es así? ¿Quién –o qué- se esconde tras las tinieblas que envuelven al personaje más enigmático, oscuro y sombrío de Carlos Ruíz Zafón?

Quizás, contarnos la verdad sobre el origen y propósitos de este fantasma nunca estuvo en la mente de su autor, pero hoy, tras su triste desaparición, se antoja un secreto que se ha perdido para siempre, y eso –por más que nos asuste la certeza de esta clara evidencia- ha convertido al alter ego de Dani Martin en uno de los misterios más profundos que convierten a “El Cementerio de los Libros Olvidados” en una de las más grandes obras maestras de nuestro tiempo.

La pasión por la ambigüedad y capacidad de metamorfosis de mis historias se la debo en gran parte al señor Corelli, a su extravagancia y al enigmático mensaje que ha quedado grabado en todas las páginas que –sin ser protagonista real de ninguna de las historias de las que hoy hablamos- han impregnado mi mundo y mi pluma con un halo de penumbra que sirve de duros cimientos para el nacimiento de uno de los personajes más singulares y lóbregos, y que –fuera de toda expectativa previa que hubiese podido concebir- más curiosidad e incertidumbre ha generado entre mis lectores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s