Koldo Serra. Director de Cine | Lo más importante es la perseverancia y el trabajo.

 Exclusiva | Koldo Serra | Belmonte Arte
MDT Rodaje
Hugo Silva  – Nacho Fresneda – Koldo Serra


Fotos cortesía | Koldo Serra
Entrevista Firmada | Melanie Belmonte

M. Belmonte | Koldo Serra | David Heras

M. Belmonte • Koldo Serra • David Heras | ‘70 Binladens’

(Santutxu – Bilbao)

‘El Ministerio del Tiempo’ ha sido elegida ‘Mejor Serie Española de la Historia’, según la prensa especializada. Desde ‘Belmonte Arte’ aprovecho la ocasión para dar la enhorabuena por este magnífico reconocimiento a Pablo Olivares -con total seguridad muy feliz-, Javier Olivares  -a quien ya felicité en su momento- y a todo el equipo que ha hecho posible semejante joya atemporal.

 

Melanie Belmonte
Anuncios

ANTONIO MONTIEL |EXCLUSIVA. Retratos del alma

Leonardo Da Vinci aseguraba que “el ser humano es más valioso e importante de lo que se cree, porque es el único que puede descubrir el universo y todos sus misterios.” El maestro Antonio Montiel, posee la capacidad de plasmar la belleza del alma a través de un rostro, de una mirada, desnudando y desvelando los misterios y matices intrínsecos de sus retratados con enorme sutileza.
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
Antonio Montiel
Pintor Retratista
Antonio, ¿cómo te definirías como persona? ¿Y como artista?
Me considero una persona generosa, que desde niño ha intentado dar lo mejor de sí mismo a todo el mundo, independientemente de quien se tratara y de su condición en la vida. Una persona preocupada siempre en mejorar, en superarse y ser más consciente de todo.
Como artista, aunque considero que tendrían que decirlo los demás, si tengo que definirme, utilizaría la palabra “honesto”. En la época en la que empecé, imperaba la pintura moderna, vanguardista, la que apoyaba a la oficialidad. Sin embargo, intenté ser honesto con lo que realmente me gustaba y seguí ese camino sin preocuparme de lo que estaba de moda. He sido un pintor fiel a lo que he creído y he sentido con honestidad.
¿Cómo y cuándo nace en ti el gusto por la pintura?
Yo creo que casi desde que nací. Con tres años ya me gustaba el dibujo, que es con lo que normalmente se empieza cuando eres un niño, utilizando lápices de colores u otros materiales que vendrían después como la cera, con los que realicé mis primeros dibujos coloreados que a vece nos pedían en el colegio. Después vinieron el pastel y el óleo. La pintura nace desde siempre, porque lo que me motivaba a dibujar y por lo que yo me inicié en el mundo del dibujo, fue el hecho de poder captar el rostro de las personas. 
¿Cómo fueron tus inicios como pintor?
Mi enseñanza se inció en la escuela de Educación General Básica. Tenía una profesora que había estudiado Bellas Artes y era la encargada de darnos clase de dibujo y religión. Nos enseñaba a través de ejercicios prácticos a utilizar las ceras, a trabajar con el lápiz las luces y las sombras. Todo eso hizo que adquiriese aún más interés por el dibujo y la pintura. Le tenía una gran admiración como profesora de dibujo. Vio mis cualidades y habló con mi familia para que entrase en la Escuela de Artes y Oficios de Málaga, que entonces estaba en la plaza de la Constitución. Entré con la edad mínima requerida, diez años. A partir de ese momento y tras adquirir más nociones de dibujo y pintura, con doce o trece años empecé a participar en concursos de pintura al aire libre, exposiciones colectivas o con otros pintores. La primera oportunidad que tuve de exponer a nivel individual fue con catorce años, iniciándome al mundo profesional y teniendo claro desde ese momento que quería dedicarme al mundo de la pintura.

 

ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
¿Qué pintores han influido en ti? ¿A quién admiras o consideras tu maestro? 
He atravesado por diferentes etapas pictóricas a lo largo de mi vida. En una primera etapa me gustó mucho la pintura realista y pintores como Caravaggio. Entre los diecisiete y ya adentrado en la veintena, tuve una fuerte influencia del impresionismo francés y pintores como Joaquín Sorolla, que siempre me gustó por la capacidad que tenía de conseguir con muy pocos trazos, efectos maravillosos de atmósfera y de luz. Posteriormente, durante el servicio militar y teniendo la oportunidad de conocer los museos de Madrid, como el Museo del Prado, el que más me gustó e influyó desde entonces fue Velázquez. Gran maestro de la historia de la pintura, fue el padre de la pintura moderna y columna vertebral entre lo antiguo y lo moderno. Lo encierra todo. Es el pintor que más he admirado y admiraré toda mi vida. Grandes pintores impresionistas franceses o el propio Picasso tenían admiración por Velázquez.
 
¿Con qué pintor histórico te gustaría tener una charla? ¿De qué hablarías?
A parte de Velázquez, me hubiera gustado tener una charla con Leonardo Da Vinci, un pintor con muchísimo misterio, poético en su pintura, que realizó uno de los retratos más importantes que ha dado la historia y que me gustó desde siempre, La Gioconda. Recuerdo una serie de tv que vi de jovencito sobre su vida y me gustó enormemente, así que hablaría con él de muchísimas cosas. De lo que para él significaba la pintura, el retrato, y de otros muchos misterios sobre su propia vida que me interesan. Fue el gran inventor y un auténtico humanista, que no se preocupaba solamente de pintar, sino también del entendimiento de la vida. 
¿Qué obra expresa y/o refleja mejor tu “yo” interior? 

Para un pintor retratista como es mi caso, La Gioconda, puede reflejar muy bien tu “yo” interior. Esa sonrisa algo inquietante siempre me ha encantado. Es un cuadro que desde mi punto de vista, no solo es un alarde de técnica, sino que encierra un mundo interior con connotaciones de misterio y espiritualidad.
 
Todo artista está presente de alguna manera en sus obras, ¿podemos intuir tu personalidad en ellas?
Sí, se puede intuir. Lo que uno pinta cuando es sincero, como es mi caso, refleja la personalidad. Como te comenté antes, a lo largo de mi vida he pasado por diferentes etapas pictóricas. Desde un realismo casi fotográfico hasta la pintura impresionista, incluyendo una cierta incursión en el expresionismo, especialmente el alemán. Posteriormente, siendo más sincero y honesto conmigo mismo, descubrí que la simpleza de las cosas era lo que más me interesaba. No soy un pintor que se preocupe por inventar nada. Lo que me preocupa es plasmar lo que una persona me trasmite cuando estoy haciendo un retrato. Por eso, por ser lo que más me gusta aunque haya hecho otro tipo de cosas también, es mi especialidad y refleja mi personalidad. Me gusta la sobriedad, la simpleza, la sencillez.
 
Uno tiene satisfacciones cuando realiza una actividad que le agrada. ¿Qué te aporta la pintura?
Me aporta muchísimo. Es la forma de expresión que tengo desde siempre. Vivo de lo que me gusta. Ése ha sido el gran éxito de mi vida. Poder dedicarme a hacer lo que me gusta, a pintar lo que me gusta y poder vivir de ello.
 
¿Cuál es tu principal aspiración como pintor?
Una de mis principales aspiraciones es dejar contenta y satisfecha a la gente cuando entrego un trabajo. No tengo ya tantas aspiraciones externas como antes. Pero sobre todo, mi principal aspiración es quedarme satisfecho con lo que hago porque puedo dejar contentos a los demás, sí, pero yo sé realmente si el trabajo que he realizado está dentro de mis conocimientos sobre la pintura o si no me ha quedado como realmente tendría que ser. 

 

ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
¿Cuál es tu rutina diaria?
Normalmente, pintar. Me levanto, desayuno, pongo la música o la tv que aunque no la vea, la escucho y me hace compañía. Y me pongo a pintar, a trabajar. Hay días en que la rutina puede ser hacer cualquier otra cosa. Leer un libro, o dar un paseo o bien no hacer nada. También me encanta la vida contemplativa. No es necesario siempre tener que estar haciendo cosas. A veces se pierde el tiempo en nada, pero no siento una sensación de vacío, sino de estar disfrutando del momento, que ya es bastante.
 
¿Existe un horario propicio para ponerte a pintar o cualquier momento es ideal?
Cualquier momento es ideal. Hay veces que a lo mejor me pongo a pintar por la tarde y la mañana se me ha ido en otras cosas. En ocasiones, dependiendo del trabajo que estás haciendo o teniendo una fecha concreta para la entrega, tienes que hacer como el que va a la oficina, buscarte un horario o ponerte en serio. En todo trabajo está muy bien tener una disciplina.
 
¿Cuál consideras que es tu mejor obra? 
No tengo ninguna obra que considere la mejor. Puedo tener obras a las que les tenga más cariño. Te podría hablar de un Cristo que hice cuando tenía 20 años, que además es un autorretrato realizado en un estudio con un espejo. A ese retrato le tengo muchísimo cariño porque fue el descubrimiento de hacer un Cristo personal sirviéndome yo mismo de modelo. Una vez que lo terminé, a la gente le motivó y le inspiró muchísimo. Quedé muy satisfecho con el resultado. Es una de las obras a las que más cariño tengo no tanto por una cuestión de calidad técnica, ya que desde entonces hasta ahora -ese cuadro lo hice en el año 1984- he evolucionado, sino porque ese retrato tiene algo mágico.


ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
Cristo – Autorretrato
Antonio Montiel

 

¿Con qué obra te sientes más identificado? 
Con el Cristo que te he comentado. No porque me sienta más identificado, sino porque es al que tengo más cariño debido a que me gusta mucho la obra religiosa, la obra sacra y por lo tanto tiene un punto de espiritualidad que, aún no siendo una cuestión propiamente religiosa, es un tema que siempre me ha gustado. También tengo mucho cariño por la obra que hice para el cartel de la Exaltación de la Mantilla del año 1997. Para él, posó la que siempre ha sido una musa para mí, Pepa Flores (Marisol). Ella siempre me ha trasmitido mucho a la hora de retratarla y precisamente, ese retrato tiene una expresión muy especial que supe captar trasmitiendo lo que ella evocaba.
 
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
Antonio Montiel & Pepa Flores (Marisol)
¿Crees que se puede vivir de la pintura?
En mi caso, sí. He sido consciente de que era a lo que me quería dedicar y he tenido la suerte de poder vivir de lo que me gustaba, del encargo del retrato. No me he prostituido. Pero también empecé muy joven, los años te van acreditando, haciendo que tengas más reclamo de trabajo por parte de la gente que ya te conoce.
 
¿A qué atribuyes tu éxito?
Mi éxito radica en la sinceridad que pongo en mi trabajo. En el retrato creo que tengo una particularidad y es que, como han dicho algunos críticos de arte sobre mí, me ha preocupado siempre captar el interior.  Me ha preocupado que cuando tú vieras un retrato, no fuera un retrato que simplemente se pareciese, sino que tuviera vida y pudiera transmitir mucho más. Que a través de la mirada pudieras captar y provocar en los demás el poder ver la auténtica personalidad del retratado. Y sobre todo, al contrario de muchos pintores de la historia que han sido buenos artistas pero que han visto la crítica o lo peor de las personas, yo siempre intento ver lo mejor. Por ello, busco la mejor luz, la que favorezca a la persona. Busco lo mejor de ella sin inventar nada. Busco el ángulo y la expresión que más pueda favorecerle para sacar su luz interior.
 
¿Qué pretendes transmitir con cada una de tus obras?
Lo que el personaje que estoy retratando me provoca. Trasmitir la esencia, trasmitir el interior y trasmitir una pintura de calidad. Que provoque sosiego y que cada vez que la veas te vaya gustando más porque vas descubrimiendo cosas nuevas. No me interesa el efectismo.
 
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
¿Consideras que ya has pintado tu obra maestra? 
No, porque nunca del todo me quedo contento. Siempre creo que lo podría hacer mejor. Quizá con la mente tengo más capacidad de saber lo que quiero que después con la mano. Creo que puedo llegar a pintar mucho mejor. No creo que haya pintado mi obra maestra. Quizá esté por venir, si viene. Lo que está claro es que con los años he evolucionado y lo hago mejor que cuando tenía 20 años. Pero decir ya la obra maestra… no me atrevería a tanto

 

En tu trayectoria profesional, ¿cuál es tu mejor y tu peor recuerdo?
Mi mejor recuerdo se remonta a la época en la que empezaba a ganar los primeros concursos de pintura con seis o siete años como aficionado infantil. Era lo que me alentaba a seguir. En aquella época tenía ganas de comerme el mundo, ganas de conseguir llegar a ser reconocido como un buen pintor. En esos años, como uno todavía no sabe lo que es la vida, lo que conlleva y lo que hay detrás, crees que llegar lejos es solo producto de la calidad. Sin embargo, el peor recuerdo aparece cuando te das cuenta de que las cosas no se dan solo por tu calidad, sino por otros temas que mueven los intereses de alrededor. Creo que lo peor vino cuando empecé a desmitificar mucho de lo que antes valoraba y que ahora ya no significa tanto para mí. Lo peor es ver que la profesión realmente no es una cuestión de calidad sino de estar en el momento adecuado y en el sitio correcto para que las cosas puedan darse o sucedan a nivel externo.
¿Qué balance haces de todos estos años de profesión?
El balance es bueno porque he podido vivir de la pintura. Tengo la suerte de ser un pintor con un cierto reconocimiento sobre todo en mi tierra, incluso antes de irme a Madrid. Con veintidós años dejé Málaga, dejé a mi familia y a mi gente. Lo dejé todo para iniciar la aventura de Madrid, que es donde nos íbamos la gente que teníamos ganas de luchar y conseguir cosas en la vida. He logrado un reconocimiento y un respeto por parte de la gente, sobre todo de la gente del pueblo que está por encima de tantos intereses, como pueden ser las cuestiones oficiales o políticas. Y muy especialmente, he logrado ser profeta en mi tierra, que es una de las cosas más difíciles que puede conseguir un artista.
 
Has recibido una cantidad de premios considerables a lo largo de tu trayectoria profesional, ¿con cuál/es te sentiste más orgulloso al recibirlo/s?
Cada premio en su momento, tiene su importancia. Sin embargo, uno de los que más ilusión me hizo fue ser “Malagueño del S.XXI”. Un premio que ya habían otorgado a personas como Antonio Banderas, Fernando Hierro o Pepa Flores. Recuerdo que Pepa aceptó ir a recoger el premio a pesar de vivir totalmente retirada del mundo social. Esa noche del año 2000, le acompañé. Quién me iba a decir a mí, que tres años más tarde recibiría yo el mismo premio y en el mismo lugar, en el Auditorium Príncipe de Asturias de Torremolinos, Málaga.

 

ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
¿Cómo sientes que te ha tratado la crítica?
No he sido un pintor de muchísimas exposiciones porque lo mío ha sido sobre todo trabajar por encargo. Pero cada vez que he expuesto, la crítica me ha tratado muy bien. Tanto es así, que cuando hice mi exposición, “Mujeres de España” dedicada a personalidades, a mujeres muy famosas de la vida pública española, artistas, periodistas o gente del mundo de la política y de la cultura en general, un crítico en ABC dijo de mí que del papel couché las pasaba a papel seda. No se puede decir nada más bonito, ¿verdad? Pero eso es algo que con los años también he desmitificado, porque la crítica depende de quién te la haga y del estilo que le guste a quién te la hace. Hay también en ese aspecto mucha gente que va por la vida de pseudointelectuales aparentando que tienen mucho conocimiento y sin embargo, son críticos que solamente quieren ir de modernos, esnobistas y todo este tipo de cosas. A mí, todo eso, me da bastante igual. La crítica es algo muy relativo. Mi verdadero crítico soy yo mismo y la gente para la cual hago trabajos y se quedan encantadas. Me han sucedido cosas maravillosas, como pintar a personas que habían fallecido a través de diferentes fotografías de muy poca calidad y sin embargo, comprobar cuando entregaba la obra, que la gente se desmayaba al ver que había dotado de vida el retrato de esa persona que ya no existía. Ésa es mi mejor crítica.
 
¿Cómo te gustaría ser recordado?
Por encima de todo, como una buena persona. Supongo que si soy una persona querida en vida, me recordarán como alguien bueno. Pero una vez que yo esté muerto, a mí todo eso me da un poco igual, porque intento ser consciente en cada momento de mi comportamiento. Lo que quiero es vivir el día a día con el respeto y la consideración que creo que me merezco por como me comporto con las personas. Si después, la gente pudiese recordarme como un buen artista, un buen pintor o como la crítica ha dicho de mí, “el pintor que capta el alma”, sería estupendo. Es un piropo muy bonito, dado que captar el alma es lo que más me gusta.
 
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
Antonio Montiel
Pintor Retratista
¿Qué proyecto/s te traes ahora entre manos?
Tengo varios, pero uno de los más importantes en este momento es pintar a Su Majestad el Rey Felipe VI. Es un encargo del Estado Mayor del Ejército de Tierra. Un cuadro que además va a estar en el palacio de Buenavista en la plaza de Cibeles, Madrid. He tenido la oportunidad de estar con Su Majestad el Rey hace muy poco, a finales de enero y espero terminar este trabajo para el mes de octubre que es cuando posiblemente se vaya a presentar. Se ha hablado de esa fecha para hacer la presentación en Madrid. Ése es el proyecto más bonito a parte de dos exposiciones que hay previstas para este año y que espero que se puedan llevar a buen término.
 
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
Rey Felipe VI & Antonio Montiel
 
¿Cuál/es son tus proyectos futuros?
Hoy en día no se puede hablar mucho de futuro porque tal y como están las cosas, los tiempos han cambiado. Ahora, tenemos que hablar más del presente. Pero los proyectos futuros como te comenté antes, consistirán en la celebración de una serie de muestras, pendientes de llevarse a cabo por algunos puntos de España y continuar con mi profesión, la de pintor retratista, mi especialidad y a la cual me dedico desde hace ya muchos años.
 
¿Cuál es el papel del pintor en la realidad social española?
Crear y embellecer. Y en mi caso, dejar también el recuerdo de las personas a las que retrato. Hay gente que dice que con la llegada de la fotografía perdió mucho la pintura figurativa. Pero yo en eso, no estoy de acuerdo. La fotografía nunca podrá ser como una pintura. La fotografía es una instantánea que hace una máquina mientras que la pintura, desde que se comienza por una esquina hasta que se termina por la otra en un lienzo en blanco, va siendo creada poco a poco e incluso va cambiando a medida que la vas tocando, porque vas dándole formas diferentes, colores diferentes, expresiones diferentes… hasta que al final llegas a hacer un compendio de todo eso, dando como resultando, un trabajo que ha durado muchos días. No es una instantánea, no es un momento determinado. 
¿En qué puede contribuir la pintura a cambiar la sociedad de hoy en día?
No creo que la pintura ni el arte en general puedan cambiar la sociedad de hoy en día por la simple razón de que al arte ya no se le da el valor otorgado en tiempos pasados. La cultura ha descendido y actualmente, privan otros intereses. El arte es belleza y puede contribuir endulzando, haciendo disfrutar los sentidos. Pero hay otras prioridades, muchas cosas que arreglar. Mucha gente está pasando hambre… Tener una mejor enseñanza en los colegios, más cultura e incluso una mejor tv para poder enseñar a los más jóvenes, a los niños, a tener un criterio de honestidad y de verdad, es lo que podría realmente contribuir a cambiar nuestra sociedad, nuestro mundo. Y no lo que nos están mostrando hoy en día. 
 
ENTREVISTA EXCLUSIVA de ANTONIO MONTIEL a BELMONTE ARTE
Antonio Montiel
Pintor Retratista
Algo que añadir…
Agradecer esta entrevista. Por primera vez, no me preguntan sobre un personaje famoso o sobre alguien que he retratado. Es una entrevista más profunda y consistente. Me ha gustado mucho. Ojalá hubiera más entrevistas como ésta. Muchas gracias. 
Muchas gracias a tí, Antonio, por habérmela concedido.
Como amante de la obra del maestro D.Antonio Montiel, ha sido un verdadero placer y un honor realizar esta entrevista.
Fotos cortesía: Antonio Montiel
Entrevista Firmada: Melanie Belmonte

JAVIER OLIVARES |EXCLUSIVA. El tiempo es el que es.

Hay personas que no necesitan artificios ni palabras grandilocuentes para ser presentadas. Javier Olivares, uno de los grandes de este país cuya sobriedad, sencillez y discreción contrastan con su excelencia profesional y laureada trayectoria, es un claro ejemplo. Artífice de ser el cocreador junto a su hermano Pablo, del Ministerio que mejor funciona en este país, ha hecho historia en vida dentro y fuera de nuestras fronteras. Es un fiel reflejo del honor y el orgullo de una época que por su complejidad y dureza bien podría denominarse, “Tiempo de valientes”


ENTREVISTA COMPLETA…
Continue reading “JAVIER OLIVARES |EXCLUSIVA. El tiempo es el que es.”