La Manipulación | Víctima o verdugo

LA OPINIóN |NDISCRETA 
Melanie Belmonte
 
Marioneta. Badulaque. Eres dúctil y maleable. En manos del muñidor zahareño de hatos, un beocio manejable. Sí, ése que se autoproclama tu salvador. Tu héroe. Tu redentor. Y al que rindes pleitesía sin pudor. 


¿Y por qué? Pues no se sabe bien. Nada que ver con él. Pero despierta tu pasión. Mastuerzo frenesí que impide propia, noble y lúcida opinión. 

¿Y para qué? Para nada, distinguido lambiscón.
 
¿Que llueve y dice que hace sol? Como añojo, le das la razón. 
 
¿Que suelta un regüeldo el muy faltón? Pues le alabas la gracia y olisqueas el hedor. A buen seguro es delirio en tu interior.
 
Bascoso comportamiento. Y no sé cuál peor. Si el del iluminado dignatario agitador del gilí tropel, o el del bucéfalo gentío, ruin y vil atrapado por su retel.
 
Famélico de atención, atrincherado en su lodiento bastión. Ahíto de aclamación, exuma adikia, embeleco y manipulación. 
 
Todo un douchebag, el muy hurgónY regocijándose con devoción, vos sois ¿no lo veis?, su diversión. 
 
La Manipulación | Víctima o verdugo 
LA OPINIóN |NDISCRETA
 
Anuncios

El ególatra

LA OPINIóN |NDISCRETA 
Melanie Belmonte
No hay peor zafio que aquel que va despreciando desde sus altares. Altares de humo. Donde el abismo le espera hastael olvido. No hay peor abyecto que aquel que va aleccionando. Adoctrinando. Ilustrando. Y con enjundia. Y con astucia. Mientras, esbirros y secuaces beben del fatuo soma de su paladín. Codiciando el cáliz de la aquiescencia de su salvador. Salvador de egos infravalorados, mediocres, anómalos. Menester sin ne qua non del maestro de la deyección más absoluta. Autocracia encubierta sobre desnutridas mentes. Tiranía del magnánimo pernicioso. No hay peor designio que el del cicerone de masas pusilámines, medrosas, achantadas. Pues el día que brote su bizarro émulo, sus albas de gloria periclitarán. Y su ocaso, llegará. Sin mesura. Sin prudencia. Y con licencia.