El túnel

Alfonso Vinuesa ••• | Escritor

No más días grises, 

ni rostros grises. 

No quiero más miradas perdidas,

para mí son solo luces lejanas 

en el interior del túnel. 

Déjame salir, ver días azules cuando, sentados a la orilla, 

dejamos pasar la vida 

y nos bebemos, sin prisa, 

como se besan los que se enamoran. 

Déjame ser rosa, verde, rojo,

porque no hay género, ni distancias 

ni límites, 

que me impidan ser quién soy. 

Y no me importa qué vas a decir, 

ya no me gustan tus pastillas, 

jamás volveré a gritar. 

Porque, si el cielo está lleno de estrellas,

 yo quiero ser una más. 

Porque no me importa como me miras, 

yo solo quiero ser una estrella más. 

No quiero más días grises, 

ya salí del túnel, 

prefiero ser el reflejo de mi estrella en el mar.

A tí, que danzas

Alfonso Vinuesa ••• | Escritor. Concejal Adj. Cultura Ayto. Móstoles (Madrid)

¡Danza, vive, 
rie, sueña! 

Baila la vida, 
rompe el aire con tus manos, 
acaricia la libertad que tu cuerpo te procura, 
siente la mirada del espectador en la penumbra.
Porque tú tienes la luz 
porque tú eres teatro. 

¡Danza, siente, 
llora, baila! 

Inventa sinuosos pliegues en el espacio, 
crea aromas para el Alma 
de los que se recuerdan en la mente, 
imágenes ficticias sobre fondos del pasado. 

¡Danza, vive! 

Que la música te lleve, 
que tu arma sea tu cuerpo 
y que lo más bello de tí sea tu grandeza 
y tu credo 
un salto 
un giro 
un paso.

Lo sentí

Alfonso Vinuesa ••• | Escritor. Concejal Adj. Cultura Ayto. Móstoles (Madrid)

Lo sentí.

Por un momento estaba ahí. 

Pequeñas píldoras 

que vienen y se van.

Cúmulos, motas de polvo

que almacenan mis recuerdos.

Lo sentí  y

hoy, por fin,

me di cuenta que la felicidad 

no depende de ti. 

Inauguración

Alfonso Vinuesa ••• | Escritor. Concejal Adj. Cultura Ayto. Móstoles (Madrid)

Colaborador Belmonte Arte Secc. Poemas con calzador


Quedan inaugurados los abrazos, 
tocar timbres para llamar al deseo.
Quedan inaugurados los sueños, los viajes infinitos, exposiciones del alma;
Viveros de los recuerdos, loca arqueología del ser,
sin llegar a ser mañana.
Quedan inaugurados los equívocos, 
correr como niños por la arena quemada;
descargar el programa, 
no leer el prospecto, 
decir adiós, ojalá te vuelva a ver esta semana.
Inauguramos hoy la ansiedad,
mon petite trauma,
fotografía infeliz de la nada.
Cabaret de los sentimientos 
y, de maestro de ceremonias, enfermiza sana.
Queda inaugurada la vida,
el arte, Cádiz cuando se levanta,
las tortas de chocolate
y mil arbustos, con un letrero que diga:
Me encanta